9 de abril de 2012

DE PINTXOS POR SAN SEBASTIAN: Alta gastronomía, low cost.





Comparto mi vida con un cántabro con parte de raices vascas, asi que nuestro corazón siempre tira al norte y parte de nuestro tiempo libre también lo pasamos alli. Ahora que empieza el buen tiempo, apetece cada vez más pensar en un fin de semana de relax. Si no conoceis San Sebastián, ahora es un buen momento: da igual si está nublado o sale el sol...¡hay tanto que ver!, y, sobre todo...se come tan bien....ya sabeis que la gastronomia es casi como una religión para los vascos, en cualquier restaurante que entreis, comereis de maravilla,  pero hoy vamos a centrarnos en el tapeo de la parte vieja.  Y es que los pintxos, además de ser una tradición muy del Pais Vasco, es alta gastronomía a precios low cost.


TAPEO EN LA PARTE VIEJA



Ir de pintxos constituye una de las actividades mas agradables en San Sebastían, y es una experiencia que no te puedes perder si visitas la ciudad. Lo mejor, dejar el coche en cualquiera de los parking del centro y dirigirte a la parte vieja empezando tras el Ayuntamiento. Hay multitud de bares y uno no sabe muy bien por donde empezar, los hay tradicionales con los típicos pintxos de barra de toda la vida, hay locales de diseño, con pintxos de cocina muy elaborados, especialistas en bocadillos....hay toda una cultura alrededor del pintxo y el único problema es no tener mas tiempo para probarlos todos. Aqui os dejo una selección de nuestros favoritos, evidentemente hay muchísimos más, pero creo que esta es una selección bastante interesante.

* Bar Goiz Argi. C/Fermín Calbetón, nº 4. Al lado del mercado de la Bretxa. Aqui hay que pedir la brocheta de gambas, sí o si. El truquillo está en la vinagreta que le ponen por encima. Barra estrecha y siempre de bote en bote...¡por algo será¡ (las croquetas de jamón también deliciosas)

* Bar Sport. C/Fermín Calbetón, nº 10. Típica la bola de carne y el foi. Aqui los pintxos son mas clasicos, los de barra de toda la vida. Son famosos sus excelentes bocadillos.

* Borda Berri. c/Fermin Calbetón, junto al Sport. De los primeros en la parte vieja en ofrecer pintxos mas elaborados que los típicos de barra de siempre. Risotto de hongos, arroz bomba con chipirones, riquisima la témpura de verduras.

* Bar Egosari. C/Fermín Calbetón, nº 15. También es un restaurante. Aquí son típicas las brochetas, de todo tipo. Las escoges en la barra y te las hacen en el momento.

* Bar a Fuego Negro.c/31 de Agosto, nº 23. No es el típico bar de pintxos tradicional. Está decorado de forma muy original y todos los pintxos son un auténtico alarde de originalidad, por su presentación y la combinación de productos. Probad el vasito de tigretón de mejillón. Tienen menú de pintxos muy original y elaborado.

* Bar Gandarías. c/31 de Agosto, nº 23. Aquí es típico el taco de solomillo con pimiento, y también tienen una muy buena selección de ahumados y quesos para tomar una tablita. Muy buena selección de vinos. También es restaurante.

* Bar la Cuchara de San Telmo. c/31 de agosto, trasera. Aqui todo está rico. Uno de mis favoritos Me encanta el rissoto. También está muy rico el magret y la viera. Y no olvidar los postres. Tienen una terracita que compensa lo pequeñito que es el interior.

* Bar Astelena. Plaza de la Constitución. Mantiene el aspecto tradicional de bar de toda la vida en la zona vieja. El mejor foi de la zona vieja. La tarteleta de Txangurro, impresionante. Muy buena la carta de vinos.

* Bar Zeruko. C/Pescaderia 10. Tras el aspecto de bar muy rústico se esconde una cocina de autor que hay que probar. Increible la hamburguesa de txipiron, además de las cazuelitas. Tienen menú degustación.

¡POR SUPUESTO HAY QUE REGARLO TODO CON MUCHO TXACOLI DE LA TIERRA¡

Después de tanta y tan buena comida, nada mejor que un paseo por una de las bahias mas bellas del mundo. Una buena idea es llegar hasta el  Café de La Perla Paseo de la Concha s/nº a tomarse un café en su estupenda terraza, para mi uno de los sitios desde donde mejores vistas se tienen de toda la bahía de la Concha, la Isla de Santa Clara y el Monte Iguelo. Tienen un servicio muy cuidado y es un placer detenerse alli al menos un ratito.


Después, si aún quedan ganas de pasear, hay que seguir por la playa de Ondarreta hasta llegar al famoso Peine de los Vientos, obra  de Eduardo Chillida que constituye todo un símbolo de San Sebastíán. Una gozada sentarse a contemplar el anochecer desde aqui.



1 comentario:

  1. Anónimo6/6/12 19:26

    Gran recopilación de datos y muy practicos.
    Me serán de gran ayuda en mi proxima visita.Muchas gracias y sigue asi.

    ResponderEliminar